Cómo importar productos: las 5 fases para empezar

¿Qué debemos tener en cuenta antes de importar productos?

El mundo es actualmente un mercado globalizado y si para nuestra empresa es necesario importar algún producto deberemos tener en cuenta que nuestro proveedor ideal puede estar en cualquier país, esté cercano o no. Por ello, llevar a cabo una importación va a ser una decisión estratégica y deberemos conocer bien los pasos previos a cómo importar productos.

En primer lugar, hay que hacer una prospección de mercado para encontrar al proveedor idóneo. Podemos realizar una búsqueda general por Internet para hacernos una idea de dónde están quienes fabrican lo que queremos importar.

_______________________________________________________________________

“Antes de importar un producto conviene informarse sobre los posibles proveedores y podemos hacerlo a través de Internet o bien asistiendo a ferias y eventos comerciales”

_______________________________________________________________________

También es aconsejable asistir a alguna feria sectorial, en nuestro país o en otro, en la que sepamos de antemano que vamos a encontrar empresas que produzcan el tipo de producto que necesitamos importar.

En España hay entidades como el ICEX, la Cámara de Comercio de España o la agencia catalana ACCIÓ que nos pueden informar de las ferias profesionales que se organizan tanto a nivel nacional como internacional.

Cómo-importar-productos-1

Cómo importar productos: las 5 fases fundamentales

A continuación explicamos cómo importar productos en 5 fases para empezar.

Primera fase. Seleccionar el proveedor

Conviene destacar que tendremos que dedicar tiempo y esfuerzo a la selección de un proveedor y no deberemos quedarnos con el primero que creamos que tiene el producto que queremos importar. Por este motivo es aconsejable pedir muestras y comprobar si verdaderamente lo que nos ofrece cumple con todas las expectativas de lo que necesitamos.

Por otro lado, también tendremos que estar seguros de que el proveedor va a poder servirnos la cantidad de producto que necesitamos y en los plazos de tiempo que exijamos.

Otro elemento a tener en cuenta es la solidez comercial y económica del proveedor. Por ello, antes de cerrar ningún trato, deberemos cerciorarnos de que va cumplir con lo pactado y que nos entregará el producto que queremos importar. También no está de más comprobar que el fabricante dispone de los certificados de calidad o seguridad que sean necesarios y exigibles tanto en el país de origen de la mercancía como en el país de entrada como importadores.

Es un factor importante que el importador y el proveedor puedan establecer una relación de confianza mutua, en el sentido que ambas partes ganen y puedan crear una alianza comercial duradera en el futuro.

_______________________________________________________________________

“Las cinco fases para empezar a importar son: seleccionar el proveedor, acordar un Incoterm, financiar la operación de compra, obtener la documentación de la mercancía y organizar el transporte hasta el destino final”

_______________________________________________________________________

Segunda fase. Negociación comercial de la compraventa

Una vez identificado el proveedor y comprobada su solidez, iniciaremos la negociación comercial. Al ser una operación de compraventa internacional, comprador y vendedor deberán fijar qué Incoterm va a regir la operación y qué obligaciones y responsabilidades van a asumir ambas partes.

Para una importación, los Incoterms ideales para el comprador son el DAT (Delivered At Terminal), DAP (Delivered At Place) y DDP (Delivered Duty Paid) porque sólo se ocupa de los trámites aduaneros en el país de llegada y del transporte interior hasta sus instalaciones. Es una buena opción si el importador tiene poca experiencia o desconoce las características del país del que importa.

O Si el importador no tiene el suficiente conocimiento del vendedor y quiere asegurarse que el producto que compra le llega con garantías y en condiciones, puede utilizar los Incoterms marítimos FAS (Free Alongside Ship) y FOB (Free On Board) o el multimodal FCA (Free Carrier). El proveedor sólo se encargará de los trámites en origen.

Tercera fase. Financiar la importación

Importar un producto implica que debemos tener solvencia financiera, esencialmente para poder pagar el importe del producto comprado, los impuestos aduaneros, el transporte hasta nuestro país y los servicios logísticos que sean necesarios para que la mercancía nos llegue a nuestras instalaciones.

Para conseguir financiación, el importador puede recurrir a una entidad bancaria o financiera, con la que tendrá que negociar los términos económicos. El periodo de financiación de una importación es el tiempo entre la recepción de la mercancía por parte del importador y el pago de la misma. Cuando la financiación la otorga una entidad con sede en el país del importador, se abre una póliza de crédito para que el importador pague al proveedor extranjero.

Cuarta fase. Documentación del producto importado

Para importar un productor, el comprador va a necesitar que el proveedor le facilite los siguientes documentos: la factura comercial que tiene que emitir el proveedor; el packing list, documento en el que el proveedor indica el tipo de mercancía que envía al importador, la cantidad, el peso o volumen, etc.

Quinta fase. Transporte y documentación

En función del Incoterm escogido, comprador y vendedor van a tener que ocuparse de las distintas fases de la cadena logística: carga en origen y transporte interior hasta el punto en el que se va a iniciar el transporte principal, que puede ser en barco, avión, tren o camión; carga de la mercancía y transporte principal por tierra, mar o aire; y descarga en el puerto, aeropuerto o terminal terrestre de llegada y transporte final hasta las instalaciones del importador.

El documento más relevante de la fase principal del transporte es el Bill of Lading o conocimiento de embarque, para el transporte marítimo; el  Air Waybill o conocimiento aéreo si la mercancía viaja en avión; y el CMR (Carta de porte) para el transporte en camión, y el CIM (Carta de porte) si se transporta por ferrocarril.