Flete internacional: qué es? – Definición

Qué es un flete internacional?

El flete internacional en el ámbito del comercio internacional, supone el alquiler de una parte o la totalidad del espacio del medio de transporte.

El concepto de la palabra flete, que tiene su origen en el término francés fret, se refiere al precio que tiene el transporte de una mercancía desde un punto de origen a un punto de destino.

El término flete internacional se utiliza tanto para el transporte marítimo como para el aéreo. Por tanto, el flete será el importe económico fijado por una naviera o una compañía aérea que el cargador deberá pagar por el transporte, en barco o avión, de una mercancía.

_______________________________________________________________________

“El concepto de flete se aplica tanto al transporte por vía marítima como aérea y es el precio que supone transportar una mercancía desde un origen hasta un destino”

_______________________________________________________________________

En transporte marítimo, el flete también puede ser el precio por el alquiler de una embarcación.

¿Cómo se fija el precio del flete internacional?

Como cada mercancía tiene unas características determinadas, el flete base se determina generalmente en función del peso o del volumen de la carga.

En un flete por peso se utiliza como unidad de medida la tonelada métrica y se aplica a aquellas cargas cuyo peso es mayor que su volumen. El importe se calcula en función del número de toneladas de mercancía.

El flete por volumen se aplica a mercancías voluminosas y la unidad que se utiliza es el metro cúbico. El volumen se calcula en base a multiplicar tres dimensiones: la longitud, el ancho y la altura.

Por lo que respecta a la mercancía que se transporta en contenedor marítimo, el importe del flete que se aplica es por unidad.

Existe también la posibilidad de establecer un flete según el valor de la carga, que se aplica a aquellas mercancías que tienen un valor elevado.

En trasporte aéreo, el flete también puede denominarse tarifa (Rate en inglés). Es el importe que aplica una compañía aérea por el transporte de una unidad de peso/volumen. Esta tarifa cubre los costes de transporte de una carga de aeropuerto a aeropuerto.

La IATA, International Air Transport Association, publica las tarifas del transporte aéreo, aunque éstas están por encima de las de mercado pero se utilizan como referencia.

El flete internacional en el transporte marítimo

Flete internacional maritimo

El flete marítimo es el precio del servicio de transporte marítimo de un puerto a otro de una mercancía. Las navieras o sus agentes establecen las tarifas según el peso, el volumen de la carga o la unidad de transporte (contenedor).

En Europa, existe la ECSA (European Community Shipowners’ Association), una asociación que integra a 20 asociaciones nacionales entre las que se encuentra la española ANAVE (Asociación de Navieros Españoles).

El contenedor o TEU es la unidad sobre la que se aplica el flete base. El TEU (Twenty Equivalent Unit) es una unidad de medida que equivale al contenedor de 20 pies (20’); un contenedor de 40 pies (40’) equivale a dos TEU.

En el caso de un contenedor completo, FCL (Full Container Load), la naviera cobra un flete básico por unidad y generalmente no basa el precio ni en el peso ni en el volumen de la carga que va dentro del contenedor. En caso de que el contenedor completo tenga un peso elevado, la naviera aplicará un flete unitario más alto.

_______________________________________________________________________

“El contenedor o TEU es la unidad sobre la que la naviera aplica el flete base. Si se trata de un grupaje LCL, el precio vendrá determinado por el peso o por el volumen”

_______________________________________________________________________

En el caso de no completar un contenedor, se utilizará un grupaje y el precio vendrá determinado por el peso o por el volumen, según pese o cubique más.

El peso tiene dos variantes importantes: el peso volumétrico y el peso tasable. El peso volumétrico es una equivalencia en kilogramos del volumen que ocupa la mercancía, es decir, el espacio que ocupa en relación a lo que pesa. El peso tasable es el importe real que hay que pagar en función de lo que la carga pesa y ocupa, y se aplica generalmente a la mercancía en grupaje, es decir carga marítima LCL (Less than Container Load).

A la relación peso/volumen se le conoce como factor de estiba y para calcularlo se aplica una fórmula que relaciona el volumen en metros cúbicos con el peso en tonelada métrica. En función del resultado, la naviera cobrará el flete según el volumen o el peso.

Recargos que pueden aplicarse al flete internacional

El importe del flete puede fluctuar debido esencialmente al equilibrio que exista en el mercado entre la oferta y la demanda de transporte. Asimismo puede variar según el país de origen o de destino sea un país más importador que exportador, o viceversa. Las condiciones socio-políticas de un territorio, si por ejemplo está inmerso en algún tipo de conflicto, también pueden alterar el precio del flete internacional.

Por otro lado, al precio del flete se le pueden sumar una serie de recargos variables, por ejemplo en función del precio de combustible, por la fluctuación de la moneda, por ser temporada alta y la demanda de transporte ser superior a la oferta, o por existir congestión en un puerto o aeropuerto de entrada o de salida de la mercancía o de transbordo de la carga.

_______________________________________________________________________

“Los factores que pueden incidir en el precio del flete tienen relación con el combustible, la relación entre la oferta y la demanda o el ajuste monetario, entre otros”

_______________________________________________________________________

En el ámbito marítimo, y en el caso de que un equipo o contenedor tenga que ser devuelto vacío de un país a otro, el importe del flete también se incrementa.

Los recargos o ajustes de fletes más frecuentes son:

  • BAF (Bunker Adjustment Factor), recargo por combustible para compensar el aumento en el precio del carburante.
  • CAF (Currency Adjustment Factor), recargo por ajuste monetario cuando intervienen diferentes monedas y, al ajustarlas habitualmente al dólar americano, se aplica un gravamen en positivo o negativo.
  • THC (Terminal Handling Charge), gastos de manipulación del contenedor en la terminal que suelen variar en función del puerto.

Otros recargos temporales que pueden aplicarse con: Congestion surcharge, por congestión en puerto); WRS (war risk surcharge); WS (winter surcharge); PSS (peak season surcharge); GRI (general rate increase), aplicado para recuperar el nivel de los fletes; IMO surcharge (International Maritime Organization), recargo aplicado en embarques de mercancías peligrosas.

En el ámbito aéreo, los factores que pueden incidir en la determinación del flete son también el combustible, la distancia, la relación entre la oferta y la demanda, el tipo y la cantidad de carga a transportar o los requerimientos de manipulación. La temporalidad también es otro elemento que puede afectar al flete, especialmente para aquellos destinos en los cuáles no operan cargueros sino sólo aviones de pasaje y el espacio en la bodega para las mercancías está en función de lo que ocupan los equipajes de los viajeros.