Incoterms: ¿cómo elegir para importar y exportar?

¿Qué regula un Incoterms?

Los Incoterms son normas utilizadas en las compraventas internacionales. Son recomendaciones de carácter voluntario que pueden aplicar importadores y exportadores para definir sus obligaciones y responsabilidades en una operación.

En un contrato de compraventa hay que precisar qué edición de los Incoterms se está utilizando. La más habitual es la versión que publicó la Cámara de Comercio Internacional (ICC  por  sus siglas en ingles) en 2010.

Los 11 Incoterms que existen, cada uno de ellos formado por tres letras, determinan cuatro aspectos importantes en una operación de exportación o importación. Primero, el lugar preciso en el que se produce la entrega de la mercancía. Segundo, quien tramita cada uno de los documentos que se generan en la cadena de origen a destino. Tercero, determina en qué momento de la operación se transmite el riesgo del vendedor al comprador. Y cuarto, establece qué costes de la cadena logística paga el vendedor y cuáles el comprador.

 


“En una operación de compraventa, el Incoterm define el lugar de la entrega de la mercancía y cómo se reparten el vendedor y el comprador los costes, la tramitación de los documentos y los riesgos”


Los Incoterms no son leyes, pero tienen reconocimiento legal a nivel internacional. En caso de producirse alguna controversia o litigio, las instancias legales pueden exigir el cumplimiento de las obligaciones y responsabilidades que han asumido comprador y vendedor.

Cómo elegir el Incoterm más adecuado

Es importante conocer bien los Incoterms para elegir el más adecuado en función de si la empresa está comprando o vendiendo. Como los intereses del vendedor no son los mismos que los del comprador, antes de decidir qué Incoterm vamos a utilizar en una debemos tener en cuenta ciertos aspectos.

Por ejemplo, saber si nos interesa controlar una parte de los costes o bien contratar el transporte principal para ser más competitivos, reducir riesgos o tener mayor seguridad en la cadena logística.

Otro factor que hay que tener en cuenta es el grado de conocimiento mutuo entre las partes y la confianza que tengamos con el vendedor si somos importadores y con el comprador si somos exportadores. También es primordial conocer las características del país de origen/destino para no correr riesgos innecesarios en aspectos como el transporte interior o los trámites aduaneros.

 


“La experiencia de Logisber en transporte internacional nos permite ofrecer asesoramiento a exportadores e importadores para elegir el Incoterm más conveniente”


Como expertos en operaciones de transporte internacional, en Logisber asesoramos a exportadores e importadores para que elijan el Incoterm más adecuado a sus intereses.

Incoterms más recomendables para exportar

Para una operación internacional, el Incoterm más ventajoso para el exportador es EXW (Ex Works), porque sólo debe ocuparse de poner la mercancía en condiciones para ser transportada en sus propias instalaciones. EXW es idóneo para empresas con poca experiencia exportadora y con poco conocimiento de la cadena logística. También es adecuado si se tiene escasa información del comprador o si el destino es un país desconocido o que puede poner trabas a la entrada de ciertas mercancías.

El Incoterm multimodal FCA (Free Carrier) y los marítimos FAS (Free Alongside Ship) y FOB (Free On Board) también pueden ser una buena opción para el vendedor porque sólo se ocupa de cargar la mercancía, transportarla hasta el punto convenido (puerto, aeropuerto, terminal) y realizar las formalidades aduaneras.

Puede darse el caso que el comprador pida al vendedor que se ocupe de los trámites y costes hasta la llegada de la mercancía al país de destino. En este caso los Incoterms más adecuados son CPT (Carriage Paid To) y CIP (Carriage and Insurance Paid To). El exportador controla toda la cadena logística de su mercancía hasta su llegada al punto de descarga acordado sin asumir demasiados riesgos.

En caso que el transporte principal sea por vía marítima, el exportador también puede optar por los Incoterms CFR (Cost And Freight) y CIF (Cost Insurance And Freight). En ambos, el exportador se ocupa de los trámites y costes hasta la llegada de la mercancía al puerto de destino. Si cuenta con el apoyo de un buen transitario, pueden obtener un cierto ahorro de costes porque, por ejemplo, puede negociar el flete con la naviera.

 


“La elección del Incoterm más adecuado para un importador o un exportador estará en función de si se quieren controlar los costes, contratar el transporte principal, reducir riesgos o tener mayor seguridad en la cadena logística”


Los Incoterms DAP (Delivered at Place) y DDP (Delivered Duty Paid) son menos recomendables para el exportador porque le obligan a ocuparse de toda la cadena logística y a asumir toda la responsabilidad. En DAP (Delivered At Place), tramita y paga los costes de la descarga de la mercancía en destino y en DDP asume además las formalidades aduaneras y el transporte interior en el país de llegada. Ambos casos pueden presentarse complicaciones y complejidades que el exportador quizás no esté en condiciones de controlar y que pueden generar extra costes.

En Logisber ponemos nuestra experiencia logística al servicio del comercio internacional para solventar la complejidad que pueden presentar los Incoterms para un exportador o importador.

Incoterms más recomendables para importar

Para una operación de compra internacional, los Incoterms más ventajosos para el importador van a ser DAT (Delivered At Terminal), DAP (Delivered At Place) y DDP (Delivered Duty Paid). El comprador sólo se ocupa de las formalidades aduaneras en el país de llegada, del transporte interior hasta sus instalaciones y de la descarga. Es una buena opción si el comprador tiene poca experiencia importadora o desconoce el país en el que está comprando. El vendedor se encargará de las formalidades aduaneras y logísticas en origen, del transporte principal, del seguro y de la descarga en la terminal del país de llegada.

Si el importador no tiene el suficiente conocimiento del vendedor y quiere asegurarse que la mercancía que ha comprado llega a destino con garantías y en condiciones, puede optar por los Incoterms marítimos FAS (Free Alongside Ship) y FOB (Free On Board) o el multimodal FCA (Free Carrier). El vendedor dejará la mercancía preparada y se encargará de los trámites en origen. El importador controlará los costes y la cadena logística desde el punto de carga hasta la llegada de la mercancía a sus instalaciones. En este caso, es primordial contar con el apoyo de un transitario para tener un buen control del transporte principal y de los costes de la cadena.

 


“Logisber pone su experiencia logística al servicio del comercio internacional para solventar las complejidades que puedan presentar los Incoterms en una importación o exportación”


Si en una importación por vía marítima el comprador quiere controlar los costes del transporte principal, los Incoterms marítimos CFR (Cost And Freight) y CIF (Cost Insurance And Freight) no son recomendables. Es el vendedor el que pacta en origen el transporte y emite el conocimiento de embarque. Dependiendo del país o del agente al que haya contratado el vendedor, pueden surgir sobre costes y otros obstáculos que dificulten la entrega final de la mercancía.

Los Incoterms CPT (Carriage Paid To) y CIP (Carriage and Insurance Paid To) tampoco permite al importador controlar las operaciones y los costes hasta la llegada de la mercancía al punto de descarga en el país de destino.

El Incoterm EXW (Ex Works) no es recomendable para el importador, a menos que conozca muy bien tanto al vendedor como el país en el que está comprando.

En Cataluña, existen organizaciones empresariales, como PIMEC o AMEC, que también pueden ofrecer asesoramiento a aquellas empresas que se inicien en operaciones de compraventa internacional.

Incoterms