Logística farmacéutica: servicio integral para la industria

¿Qué es la logística farmacéutica?

 

En términos generales, la logística farmacéutica está relacionada con la manipulación, transporte y gestión de la cadena de múltiples y variados productos, la gran mayoría de los cuales requieren condiciones específicas en su tratamiento logístico.

Como indica la Agencia española de medicamentes y productos sanitarios, los productos farmacéuticos van desde los medicamentos y todas sus tipologías, los productos sanitarios y el instrumental médico y quirúrgico, hasta los productos de cosmética y perfumería, las materias primas, los materiales biotecnológicos o los biofármacos.

Se trata pues de atender las especificaciones logísticas para una amplio abanico de productos, un parte de los cuales requieren condiciones de temperatura controlada desde la fase de producción o elaboración hasta el momento de su consumo. 

 

¿Qué logística farmacéutica necesita la industria?

 

Según datos facilitados por Farmaindustria y Pharmatech, organizaciones que agrupan a la industria farmacéutica, en España existen 212 compañías farmacéuticas, nacionales y multinacionales, que suman un valor de producción anual superior a los 15.200 millones de euros. De esta cantidad, más de 10.600 millones de euros son en concepto de exportación.

Cabe destacar que del total español, Cataluña concentra el 48% de las exportaciones españolas de productos pharma por vía aérea, y que un elevado porcentaje de éstos sale hacia terceros países. Además, este tipo de mercancía acostumbra a tener un alto valor añadido por lo que requiere una logística farmacéutica muy precisa.

 


“La industria farmacéutica española exporta productos por un valor superior a los 10.600 millones de euros”


 

Estas cifras de producción y exportación de productos farmacéuticos llevan asociadas unas necesidades logísticas muy concretas, desde su embalaje y transporte, especialmente si la mercancía requiere una temperatura específica, hasta su manipulación, almacenaje y distribución final.

Por todo ello, la industria exige al operador que desarrolle una logística farmacéutica que implica tener una visibilidad y trazabilidad completa de la cadena de suministro, disponer de unas redes de distribución muy optimizadas y de unas instalaciones y vehículos adecuados para el almacenamiento, transporte y distribución de los productos farmacéuticos.

 

Logística farmacéutica compleja por las nuevas regulaciones

 

Según la Agencia Europea del Medicamento, el marco legal de la Unión Europea para los productos farmacéuticos garantiza altos estándares de calidad y seguridad y promueve medidas que fomentan la innovación y la competitividad.

A lo largo de los últimos años han ido surgiendo otros factores y retos que exigen al operador logístico un mayor nivel de especialización y profesionalización en la logística farmacéutica. Un ejemplo de ello es el cumplimiento de las nuevas directrices europeas referidas a las Buenas Prácticas de Distribución, GDP (Good Distribution Practices), que lo que pretenden es garantizar la calidad y la integridad de los medicamentos a través de un control adecuado en su transporte y distribución.

Existen también las Buenas Prácticas de Fabricación, GMP (Good Manufacturing Practices) que estipulan que los fabricantes de productos farmacéuticos deben garantizar el cumplimiento integral, y de principio a fin, de las regulaciones gubernamentales que atañen a sus productos a lo largo de toda la cadena de suministro.

Por ello, la industria farmacéutica exige a su proveedor de servicios logísticos un estricto control de la temperatura en el transporte de las mercancías que así lo requieren, y que puede ser variada en función del tipo de producto –entre 2 y 8 grados, entre 15 y 25 grados, por ejemplo–, así como el cumplimiento de las normas de higiene y la monitorización de la operativa logística de principio a fin.

 


“Al operador logístico se le exige un alto nivel de especialización y debe cumplir con nuevas directrices europeas como la de Buenas Prácticas de Distribución, GDP”


 

Por otro lado, y en lo que se refiere a la seguridad y la a trazabilidad que va a afectar a la logística farmacéutica, en febrero de 2019 entrará en vigor la Directiva 2011/62/UE, una regulación que tiene por objetivo reforzar la cadena legal frente a los medicamentos falsificados. Este sistema, mediante la inclusión de dos dispositivos de seguridad en el embalaje exterior de los medicamentos (identificador único y dispositivo contra las manipulaciones), permitirá verificar la autenticidad de cada medicamento dispensado, así como que no ha sufrido manipulación alguna.

Esta nueva regulación, de obligado cumplimiento a partir de febrero del próximo año, va a exigir que el operador logístico esté preparado para poner en marcha, de la mano de la industria farmacéutica, un complejo programa de serialización que va a implicar, entre otras cosas, procesar grandes volúmenes de datos en tiempo real de forma eficiente y segura.

La logística farmacéutica es pues muy compleja, ya que el operador tiene que garantizar la seguridad de los productos –trazabilidad, cadena de temperatura, esterilidad, protección contra robo o falsificación– en un mercado global caracterizado por el hecho de que la industria produce en un punto, pero vende sus productos, algunos de alto valor económico, en todo el mundo. 

 


“En Logsiber tenemos un alto nivel de especialización y cumplimos con las nuevas directrices europeas, como la de Buenas Prácticas de Distribución, GDP”


 

Asimismo, la seguridad y la trazabilidad de la cadena logística también debe estar garantizada desde el suministro de las materias primas a la industria fabricante hasta la llegada del producto acabado al usuario final.

Y es importante no olvidar que todas estas operaciones específicas de la logística farmacéutica deben de poder realizarse en cualquier modalidad de transporte: aéreo, marítimo y terrestre.

Logística farmacéutica

Logisber, servicio integral para la industria farmacéutica

 

Los factores clave para cumplir con una buena logística farmacéutica y que debe ofrecer el operador pasa por la planificación precisa de la cadena logística y de suministro en tiempo y costes, así como la seguridad, tanto en el control documental como en las condiciones ambientales a las que está sometido un producto.

La calidad es otro aspecto importante; hay que cumplirla en todos los servicios, desde el transporte y la manipulación, hasta el etiquetado y empaquetado y distribución.

Otro factor relevante es que los profesionales que intervienen en la cadena logística farmacéutica estén formados y cualificados para cumplir con las exigentes normativas de la industria y garantizar las buenas prácticas en la cadena.

Y, por supuesto, la trazabilidad y seguimiento de la mercancía desde su recogida hasta su entrega, además de poner a disposición de los clientes unas instalaciones y un equipamiento adecuados, como unos almacenes con espacios para productos que requieren distintas condiciones ambientales, contenedores y vehículos isotérmicos, entre otros.

Finalmente, es esencial para la industria farmacéutica que el operador pueda ocuparse de los servicios de logística inversa para la devolución de productos caducados o en mal estado.

En Logisber proporcionamos todos estos servicios y aportamos valor añadido a la industria farmacéutica a la hora de ubicar sus productos y materias en cualquier mercado a nivel mundial, reduciendo riesgos y optimizando las operaciones logísticas.

La logística farmacéutica de Logisber atiende las necesidades específicas de cualquier producto o mercancía (medicamentos, principios activos, materias primas, productos de cosmética, etc.), desde el transporte, la gestión documental y las formalidades aduaneras, hasta el diseño y trazabilidad de los envíos, el control de la temperatura, humedad y refrigeración, la protección física del producto, el picking y el embalaje y la verificación de la cadena logística multimodal.

 


“Logisber aporta valor añadido a la logística farmacéutica; ubicamos los productos en cualquier mercado, reduciendo riesgos para la industria y optimizando procesos.”


 

La seguridad, la rigurosidad, el cumplimiento de las reglamentaciones y la disponibilidad de homologaciones son valores añadidos que Logisber brinda a la industria farmacéutica.

El equipo de profesionales de Logisber ofrece soluciones técnicas y personalizadas para las empresas de este sector, y las acompaña en todo el proceso de internacionalización y de ubicación de sus productos en los mercados locales e internacionales, gracias a su precisa logística farmacéutica.

Logística farmacéutica

Casos de éxito de Logisber

Un importante laboratorio farmacéutico confió a Lobisber una operación para traer una partida de paracetamol desde el interior de China hasta la sede en Barcelona.

Logisber diseñó y gestionó toda la cadena logística que el producto requería y, al estar en disposición de la homologación GDP de Buenas Prácticas de Distribución, cumplió con los máximos estándares de seguridad y trazabilidad.

A lo largo de toda la cadena, desde la carga en origen hasta la descarga en destino, Logisber controló la temperatura de la mercancía. Asimismo, y a través de nuestra web, el cliente tuvo una trazabilidad completa de su producto y pudo comprobar que el medicamento estuvo en perfectas condiciones a lo largo de toda la cadena logística.