Contenedor sin techo – open top container

Contenedor sin techo se utiliza para el transporte de carga de grandes dimensiones y altura

Contenedor sin techo u open top container es una unidad de trasporte abierta por el techo y se utiliza para el transporte de grandes cargas cuya altura sobrepasa las dimensiones del contenedor por la parte superior.

El contenedor sin techo se utiliza para mover mercancías de gran envergadura y altura, como mármoles y piedras, cristales, maderas, material de construcción o maquinaria.

Para proteger la carga, se acostumbra a cubrir con una lona resistente o bien con una cubierta flexible.

A pesar de ir cubiertas, a la hora de transportar estas cargas, hay que tener en cuenta que sean mercancías a las que no les afecten ciertas condiciones meteorológicas, como la lluvia o la humedad, para que no se deterioren.

Generalmente, la mercancía se carga en la unidad de transporte por el techo, ya que su dimensión o altura hace que no puedan pasar por la puerta del contenedor. Si se trata de una mercancía muy pesada, que no puede ser arrastrada, se acostumbra a cargar por el techo mediante una grúa preparada para ello.

Los contenedores sin techo también se pueden utilizar para el transporte de graneles sólidos. En este caso, la mercancía se carga mediante una grúa equipada con palas o mediante cintra transportadora.

_______________________________________________________________________

“Los open top container son cajas sin techo que se utilizan para transportar mármoles y piedras, cristales, maderas, material de construcción o maquinaria.

_______________________________________________________________________

Los open top containers pueden ser de 20’, o de 40’ y se fabrican en acero para resistir el peso de la mercancía. También pueden tener puertas en los extremos para facilitar la carga o descarga.

Las dimensiones externas del contenedor sin techo de 20’ son 6 metros de largo, 2,48 metros de ancho y 2,59 metros de alto. Tienen una capacidad de carga útil de entre 21.700 y 24.000 kilogramos y un volumen de unos 33 metros cúbicos.

Las dimensiones externas de un open top container de 40’ son de 12,19 metros de longitud, 2,43 metros de anchura y 2,59 metros de altura. Tienen una capacidad de carga máxima de 26.500 kilogramos y un volumen de unos 66 metros cúbicos.

Los contenedores sin techo, una vez cargados, no pueden apilarse, por ejemplo en la bodega de un barco, dado que la mercancía sobrepasa la altura del contenedor. En estos casos, el open top container debe transportarse siempre en la parte superior del barco.

Estandarización de los contenedores sin techo

A pesar de que las dimensiones de los contenedores sin techo pueden variar muy ligeramente en función del fabricante, estas unidades de transporte tienen que cumplir con unas normas de estandarización y homogeneización.

La institución que se ocupa de definir las características de normalización de los contenedores (normas ISO) es la International Standard Organization. A los open top container, esta entidad los cataloga bajo la norma ISO 1361:1997, con especificaciones técnicas sobre sus características y dimensiones.

La Asociación Española de Normalización (AENOR) es la entidad que a nivel nacional facilita toda la información sobre las normas de la ISO y también sobre los contenedores sin techo.

_______________________________________________________________________

“Los contenedores sin techo están normalizados por la International Standard Organization y con la asignación de la norma ISO 1361: 1997

_______________________________________________________________________

En relación con las características que deben tener los contenedores para que puedan ser usados con seguridad, existe el Código de prácticas para el embalaje de unidades de transporte de carga, con información sobre los contenedores en general y los open top container en particular.

Este Código ha sido elaborado y difundido por la International Maritime Organization (IMO), la United Nations Economic Commission for Europe (UNECE) o Comisión Económica de las naciones Unidas para Europa, y la Organización Internacional del Trabajo o International Labour Organization (ILO), por sus siglas en inglés.

También la la Organización Marítima Internacional, IMO por sus siglas en inglés, determina una serie de especificaciones de seguridad para los contenedores utilizados en el transporte internacional. Estas descripciones están recogidas en el Convenio internacional sobre la seguridad de los contenedores (CSC).