Logística de perecederos por tierra, mar y aire

Las cadenas logística de perecederos deben estar diseñadas por operadores especializados que asegurarán la trazabilidad y la calidad de los productos de origen a destino.

Cadenas logísticas seguras para el transporte de perecederos

Las cadenas logísticas de productos perecederos deben ser seguras y fiables porque estos productos van dirigidos al consumo humano y deben conservar todas sus propiedades.

Por lo tanto, la logística de perecederos debe asegurar que los productos se transportan, por tierra, mar o aire, en las condiciones de temperatura, humedad y luz precisas para que puedan ser consumidas con totales garantías sanitarias e higiénicas.

España es un país exportador, sí como importador de productos perecederos y, por ello, cuenta con operadores logísticos que se han especializado en la manipulación y el transporte de perecederos, como lo es Logisber.

“La logística de perecederos conlleva el mantenimiento de la temperatura a lo largo de toda la cadena para que los productos lleguen al consumidor en perfectas condiciones higiénico-sanitarias”.

Pero la logística de perecederos no sólo implica realizar el transporte internacional refrigerado de este tipo de productos, sino que también involucra a otras actividades como su manipulación previa y posterior al transporte, su embalaje, su almacenamiento y, por supuesto, que se utilice la unidad de carga adecuada (contenedor frigorífico).

Por esta razón, en 1970, se firmó el convenio ATP (Agreement on the International Carriage of Perishable Foodstuffs and on the Special Equipment to be used for such Carriage o Acuerdo sobre transportes internacionales de mercancías perecederas y sobre vehículos especiales utilizados en este transporte).

El objetivo de este convenio es el de garantizar que los alimentos lleguen al consumidor final en condiciones higiénicas adecuadas y, por ello, establece cómo deben transportarse y qué vehículos o contenedores deben utilizarse.

Logística de perecederos, por tierra mar y aire

La logística de perecederos abarca todo tipo de productos frescos, congelados refrigerados, procesados, deshidratados o, incluso, vivos, y cada uno de ellos debe transportarse a una temperatura concreta.

Así pues, son productos perecederos: las carnes, el pescado y el marisco, los vegetales, las frutas, los jugos y zumos, los productos lácteos (leche, queso, mantequilla), las flores, los alimentos procesados, así como otros productos de la industria farmacéutica que, como las vacunas o los medicamentos, también son de consumo humano.

Es esencial que, desde su producción hasta su destino final, pasando por toda la cadena logística (embalaje, manipulación, transporte, distribución, almacenamientos, etc.), los productos viajen en las condiciones correctas para mantener la seguridad alimentaria.

Por otro lado, toda cadena logística de perecederos debe ser trazable, es decir, que en todo momento se pueda saber cuál es la temperatura a la que está sometido el producto, viaje en camión, barco o avión, para poder demostrar que no se rompe la cadena de frío.

Y ello tiene que ser así porque una baja temperatura ralentiza el deterioro de los alimentos y su rápida maduración, alargando así la vida de los productos, e impide que proliferen ciertos microorganismos, como gérmenes o bacterias, que podrían ser perjudiciales para la salud.

“Los productos perecederos pueden transportarse por tierra, mar o aire en función del tipo de mercancía y de las necesidades del cliente para que llegue al mercado”.

Cada modo de trasporte (terrestre, marítimo o aéreo) se utiliza para la logística de perecederos en función de las necesidades del cliente o del mercado y en función de la distancia a recorrer o el tipo de producto a transportar.

De esta forma, el transporte terrestre en vehículo refrigerado o mediante ferrocarril (vagón refrigerado) se utiliza cuando las distancias no son muy largas. Además, tiene la ventaja que es el modo de transporte más económico.

Por otro lado, el transporte aéreo se acostumbra a utilizar para aquellos productos perecederos de rápida caducidad que tienen que llegar con celeridad al mercado de consumo.

Existen muchas compañías aéreas que cuentan con aviones cargueros puros para poder hacer embarques aéreos de grandes cantidades de productos perecederos, como, por ejemplo, la fruta tropical (piña, mango, guayaba, papaya, etc.).

El transporte aéreo de mercancías perecederas está en constante crecimiento debido al incremento de la demanda de productos saludables por parte de los consumidores.

Como hemos comentado, los aspectos más importantes del transporte aéreo de productos perecederos son la gestión del tiempo y de la temperatura para evitar la pérdida de alimentos.

Por esta razón, la International Air Transport Association, IATA, ha elaborado una serie de procedimientos estandarizados y mejores prácticas bajo el programa CEIV Fresh, el cual brinda a las organizaciones vinculadas al transporte aéreo de mercancías la oportunidad de convertirse en un centro de excelencia para la logística de perecederos.

Finalmente, el transporte marítimo se acostumbra a utilizar para aquellos productos perecederos que pueden viajar congelados porque tienen una fecha de caducidad larga.

En este caso, en los embarques marítimos de productos perecederos se utilizan contenedores marítimos reefer (frigoríficos) que se conectan a las tomas de electricidad que llevan los barcos portacontenedores.

Logisber, tu transitario para cadenas logísticas de productos perecederos

Logisber es una transitaria internacional con experiencia en el diseño y gestión de cadenas logísticas completas de productos perecederos.

Esta especialización nos permite apoyar a importadores y exportadores en sus procesos de transporte y manipulación de carga que requiere temperatura controlada.

Por esta razón, ofrecemos servicios puerta a puerta, de origen a destino, ya sea por vía aérea, marítima o terrestre.

“En Logisber diseñamos cadenas logísticas para productos perecederos, garantizando la trazabilidad y la seguridad de las mercancías”

Además, nuestros sistemas están preparados para ofrecer al cliente un seguimiento en tipo real y una completa trazabilidad de la mercancía, asegurando que la cadena de frío no se rompe en ningún momento.

En Logisber contamos con el certificado de Operador Económico Autorizado y, además, podemos ocuparnos de realizar el despacho de aduanas, así como cualquier otro trámite aduanero.

Ofrecemos al sector un amplio abanico de servicios logísticos: transporte internacional, trámites aduaneros, asesoramiento, consolidación y desconsolidación de cargas, almacenaje, fletamento de aviones, entre otros.

Nuestro principal objetivo es crear valor para nuestros clientes, motivo por el cual trabajamos para que la logística de perecederos sea los más rápida posible, segura y, por supuesto, a un coste ajustado.

Logistica-de-perecederos-Espana