Exportar aceite de oliva requiere una logística ágil y segura

Exportar aceite de oliva requiere una cadena logística ágil y segura y las manos expertas de un transitario internacional especializado.

Exportar aceite de oliva: una oportunidad de negocio. ¿Dónde se produce y se consume el aceite de oliva?

El aceite de oliva es un producto cuya producción y consumo ha venido creciendo a lo largo de los últimos años.

Actualmente, hay unos 56 países en todo el mundo que se consideran productores de aceite de oliva. Por continentes, la mayor parte de la producción se encuentra en Europa (más del 60%), seguida por África (27%), Asia (10 %), América (2%) y Oceanía (menos del 1%).

Además de los países europeos que son productores tradicionales de aceite de oliva, como España, Italia y Grecia, en los últimos años otros países como Chile, Argentina, El Salvador, Etiopia, Kuwait, Uzbekistán, Azerbaiyán, Macedonia o Australia están incrementado la producción de este cultivo.

En cuanto al consumo de aceite de oliva a nivel mundial, el Consejo Oleícola Internacional, perteneciente a la Organización de las Naciones, estima que el consumo de aceites de oliva crezca más de un 6% en todo el mundo para el periodo 2019–2020, superando los 3 millones de toneladas.

Los países que más aceite de oliva consumen son, en primer lugar, Grecia (unas 125.000 toneladas al año) y Francia (unas 100.000 toneladas). Pero, en 2019, aparecieron en escena dos países asiáticos como grandes consumidores: Japón, que importó cerca de 71.000 toneladas, y China, que importó más de 50.000 toneladas, la mayor parte de ellas con origen en la Unión Europa.

Exportar-aceite-de-oliva-España

España, líder mundial de producción y exportación de aceite de oliva

Si Europa produce más de la mitad del aceite de oliva de todo el mundo, España genera un tercio de toda la producción mundial.

Según ASOLIVA, la Asociación Española de la Industria y Comercio Exportador de Aceites de Oliva y Aceites de Orujo, el aceite de oliva es uno de los productos más representativos de la exportación agroalimentaria española.

De esta forma, España es el primer país productor a nivel mundial de aceite de oliva, con una producción anual que oscila entre 1,4 y 1,8 millones de toneladas en función de la evolución de la cosecha.

Este alto índice de producción es gracias a los más de 340 millones de olivos repartidos en 2,5 millones de hectáreas.

Por regiones, las principales zonas productoras de aceite de oliva en España son: Andalucía (80%), Castilla la Mancha (8%), Extremadura (5%), Cataluña (3%) y resto de España (4%).

“España es el primer país productor y exportador a nivel mundial de aceite de oliva y más de 180 países compran este producto”.

España es, por otro lado, el primer país exportador mundial, ya que de media anual vende al exterior entre 850.000 toneladas y 1,1 millones de toneladas, en función del volumen de producción. Es decir, el país exporta más del 60% del aceite de oliva cultivado.

Son más de 180 los países en todo el mundo que reciben las exportaciones españolas de aceite de oliva, tanto a granel como envasado en botellas, destacando entre estos Italia (que compra un 30% de la producción de España), seguido de Estados Unidos, Portugal, Reino Unido, Japón y Francia.

Otros países a los que España exporta sus aceites de oliva son China, Australia, Alemania, Brasil, Holanda, México, Bélgica, Corea del Sur y Rusia.

Siguiendo con las exportaciones españolas de aceite de oliva, destacan las ventas del año 2019 a Japón y China, que crecieron más de un 35% y un 47%, respectivamente. Así, las toneladas exportadas a Japón fueron 45.471 y las vendidas a China de 43.855 toneladas.

El valor de la producción y exportación del aceite español es, pues, muy relevante y, según la Interprofesional del Aceite de Oliva Español existen unos 400.000 olivicultores que cultivan una superficie que representa más del 25% de la superficie olivarera mundial, además de 1.755 almazaras, 1.500 envasadoras y 22 refinerías.

Lo que hay que tener en cuenta antes de exportar aceite de oliva

Como hemos visto, el aceite de oliva español tiene un gran prestigio a nivel mundial, como o demuestran las elevadas cifras de exportación y la variedad de países que lo consumen.

Por esta razón, antes de iniciar la exportación de este tipo de producto hay que tener en cuenta una serie de factores que son esenciales para mantener el renombre del aceite de oliva español.

En primer lugar, hay que conocer el mercado al que vamos a exportar. Cada país tiene una legislación concreta para aceptar la importación de productos agroalimentarios procesados como lo es el aceite de oliva.

También será importante saber si hará falta tener un distribuidor autóctono y, por descontado, qué regulaciones y aranceles van a afectar al aceite de oliva en su entrada en el país de destino.

En segundo lugar, convendrá conocer las opciones de transporte, marítimo, aéreo o terrestre, en función del país de destino, así como las condiciones de envasado y embalaje para asegurar que el aceite va a mantener su calidad y no va a perder ninguna de sus propiedades durante la fase de transporte.

“El aceite de oliva puede exportarse por vía marítima, aérea o terrestre en función de su destino y de la cantidad y volumen que vaya a exportarse”.

Finalmente, y de cara a negociar la venta con el comprador/importador, será necesario establecer qué Incoterm regirá toda la operación y qué obligaciones y responsabilidades tendrán tanto la parte vendedora como la compradora en cuanto a contratación de transporte, seguro, tramitación y pago de aranceles, entre otros.

Si vas a exportar aceite de oliva, debes escoger el Incoterm que más te puede beneficiar a la hora de contratar el transporte y el seguro o para hacer los trámites aduaneros en el país de entrada.

Por otro lado, deberás preparar todos los documentos que son necesarios para exportar, así como conocer los principales requisitos que debes cumplir como exportador y cuales son las principales fases de una exportación.

Documentación específica para exportar aceite de oliva

Una vez tengas claros los pasos a seguir, es importante destacar que en la exportación de aceite de oliva española se exige una documentación específica. Estos documentos son:

  • El certificado de Origen, que determina la procedencia del aceite y se requiere para fijar los aranceles que se le van a aplicar.
  • El certificado de exportación o fijación anticipada, denominado AGREX, que autoriza la cantidad de producto agroalimentario que se exporta durante su período de validez.
  • El certificado Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones (SOIVRE), que acredita el cumplimiento de los controles de calidad, así como las especificaciones comerciales, el envase y el embalaje.
  • El certificado sanitario para los productos de origen vegetal o animal que son para el consumo humano.

El transporte en la exportación de aceite de oliva

A partir del momento que tengas información clara sobre todo lo anterior, será cuando deberás organizar la cadena logística para exportar el aceite de oliva.

Por lo que respecta al transporte, la modalidad que finalmente escojas estará en función del país de destino, la cantidad, peso y volumen de producto exportado, sus características de envasado (botellas, bidones, a granel).

Si se opta por el transporte marítimo, el aceite de oliva puede viajar en diferentes tipos de contenedores o bien en un flexitank, un contenedor especial para líquidos a granel.

Por otro lado, en función de la cantidad y el volumen, el aceite de oliva puede viajar en un contenedor completo (FCL) o bien en grupaje (LCL), compartiendo en este caso el espacio dentro del contenedor con mercancías de otros exportadores. Esta decisión puede ayudarte a tomarla una empresa transitaría, que te indicará si tu mercancía cabe el espacio que va a necesitar tu mercancía.

El transporte aéreo, en principio, sólo debería utilizarse cuando el envío es urgente y de poca cantidad de producto, dado que se trata de una modalidad bastante más cara que la marítima.

En ambos casos, el embalaje y protección del producto va a ser fundamental para garantizar que el aceite de oliva llega en perfectas condiciones a su destino.

Logisber, tu empresa de transporte para exportar aceite de oliva

Si tienes que exportar aceite de oliva, es importante que contrates los servicios de una empresa de transporte internacional que tenga experiencia en el manejo de este tipo de producto.

Logisber es una transitaria internacional especializada en gestionar cadenas logísticas para los sectores de la alimentación, como el aceite de oliva, y las bebidas.

Tenemos una amplia experiencia en organizar el transporte (marítimo, aéreo o terrestre), la distribución o el almacenaje, si es preciso, así como gestionar el despacho de aduanas y toda la documentación asociada a una exportación de aceite de oliva.

Logisber también dispone de otros servicios que un exportador de aceite de oliva puede necesitar, como el servicio puerta a puerta, la consolidación en origen y la desconsolidación en destino de la mercancía, o su embalaje y etiquetado.

Asimismo, disponemos de profesionales con conocimientos muy precisos en la exportación de aceite de oliva para que este llegue en prefectas condiciones a su país de destino.

“Logisber es una transitaria cuya una de sus especialidades es el transporte internacional y servicios especializados para el sector de la alimentación y las bebidas, especialmente el aceite de oliva”.

Los servicios de Logisber están hechos a medida para apoyar a las empresas exportadoras de aceite de oliva. Nos adaptamos a lo que precisen nuestros clientes con el objetivo de evitar riesgos y contribuir a que la exportación del aceite de oliva sea un éxito.

Logisber es un socio de confianza para los exportadores de aceite de oliva porque nuestros profesionales conocen todas las particularidades que afectan al comercio internacional de este tipo de producto.