Exportar vinos exige una cadena logística precisa y segura

Exportar vinos exige una cadena logística precisa y segura que hay que dejar en manos de empresas de transporte internacional especializadas

Contexto mundial y nacional de la exportación de vinos

Según el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), en el año 2019, las exportaciones mundiales de vino ascendieron a 10.357 millones de litros de litros, un 1,5% más que en el año anterior, y con un valor de 31.771 millones de euros.

A nivel mundial, los principales países vendedores en volumen fueron Italia, en primer lugar, seguido de España, que crecieron más que la media mundial, y Francia, que fue el principal exportador en valor.

Por lo que respecta a España, en 2019 el país exportó un total de 2.124 millones de litros, por valor de 2.690 millones de euros, un 6,5% más que en el año anterior.

“España es el segundo país del mundo que más vino exporta en volumen y los mercados receptores más importantes son Japón y Canadá”.

El saldo comercial del vino en España en 2019 fue positivo y favorable en 2.481 millones de euros, es decir, que las exportaciones fueron superiores a las importaciones.

Por países los principales clientes de las exportaciones de vinos españoles fueron Japón y Canadá.

Lo que hay que tener en cuenta antes de exportar vinos

En primer lugar, debes saber que, si te estás planteando vender vinos en un país de la Unión Europea, esta operación no se considerará una exportación, sino una compra intracomunitaria.

Por lo tanto, la exportación de vinos se produce cuando vendes este producto a un tercer país.

A partir de aquí, hay que decir que exportar vinos es una operación complicada y delicada por diferentes motivos, entre los cuales destacan:

  • está sujeta a legislaciones y tramitaciones específicas del comercio internacional;
  • es un producto sometido, generalmente, a impuestos especiales en función del país;
  • su transporte es complejo (necesita estar a una temperatura concreta y es frágil, si se trata de botellas);
  • existe una elevada competencia mundial.

Una vez dicho esto, si quieres exportar vinos deberás contar con un plan de exportación para determinar, entre otras cosas:

  • en qué mercados exteriores vas a exportar vinos y qué clientes potenciales hay;
  • si para vender en un determinado país vas a necesitar un distribuidor/importador;
  • qué necesidades de transporte y embalaje vas a tener para cada uno de los mercados
  • qué legislaciones, regulaciones y aranceles van a afectar a este producto en cada uno de los países

Para poder diseñar una respuesta al primer aspecto, el de los mercados, puede ser de ayuda asistir a alguna feria especializada en este tipo de bebidas, tanto a nivel nacional como internacional.

En España, una de las ferias más importantes en alimentación y bebidas es Alimentaria, que se celebra en Barcelona y a la que asisten muchas empresas especializadas en la producción y comercialización de vinos; tu puedes ser una de ellas y encontrar posibles compradores.

“En una exportación de vino hay que negociar con el cliente el Incoterm que se utilizará y las condiciones de transporte del producto”.

Una vez esté cerrado el trato con el cliente, vendedor (exportador) y comprador (importador) deberán acordar qué Incoterm van a utilizar para la operación de compraventa internacional.

En este caso, como exportador, es aconsejable que utilices el Incoterm que más te puede beneficiar a la hora de contratar el transporte y el seguro o para hacer los trámites aduaneros en el país de entrada.

Asimismo, deberás preparar todos los documentos que son necesarios para exportar, así como conocer qué requisitos debes cumplir como exportador y cuales son las fases de una exportación.

El transporte en la exportación de vinos

Una vez tengas claro todo lo anterior, será el momento de organizar el transporte para la exportación de vino.

Este producto, en función de su cantidad (peso y volumen), sus características de envasado (botellas, bidones, etc.) y su destino (país comprador) se puede transportar por vía marítima, aérea o terrestre.

En el caso del transporte marítimo, el vino importado puede viajar en diferentes tipos de contenedores: contenedor completo FCL o grupaje LCL, o bien en un flexitank, un contenedor especial para líquidos a granel.

En el caso del transporte aéreo, debido a su precio más elevado que el marítimo, se acostumbra a utilizar para exportar partidas no muy grandes ni voluminosas de vino y, además, siempre y cuando su entrega sea urgente.

En ambos casos, el embalaje y protección del producto va a ser fundamental para garantizar que el vino llega en perfectas condiciones a su destino.

Logisber, tu empresa de transporte para exportar vinos

En una exportación de vinos es muy importante elegir a una empresa de transporte internacional que tenga experiencia en el manejo de este tipo de productos.

Logisber es una transitaria internacional que se ha especializado en gestionar cadenas logísticas para los sectores de la alimentación y las bebidas, especialmente el vino.

Nos ocupamos del organizar el transporte, sea terrestre, marítimo o aéreo, así como la distribución y el almacenaje, si es necesario, además del despacho de aduanas y toda la documentación para exportar.

Asimismo, ofrecemos otros servicios relacionados con la exportación de vinos, como el servicio puerta a puerta, la consolidación y desconsolidación de la carga, el embalaje y etiquetado, el asesoramiento aduanero para exportarlo, el control de calidad y, más importante, el control de la temperatura para asegurar que el vino se transporta en condiciones óptimas de humedad y luz.

“Logisber es una empresa de transporte internacional con experiencia y servicios especializados para el sector de la alimentación y las bebidas que diseña cadenas logísticas seguras y fiables”.

Los servicios de Logisber están hechos a medida para apoyar a las empresas de estos sectores en sus procesos logísticos de importación y exportación.

Sabemos como evitar riesgos y contribuimos a que una exportación de vinos tenga éxito de principio a fin, porque nos ocupamos de aspectos tan relevantes como buscar el transporte y el embalaje más seguro para este tipo de producto.

Logisber es un socio fiable para la exportación de vinos gracias a nuestros profesionales que conocen todas las particularidades que afectan al comercio internacional de este tipo de producto.